Logo UAT
AVISO
Para ti
Conocimiento
Se parte de nuestra gran familia
  

http://somosuamceh.blogspot.com/2015/02/imparte-la-guia-carolina-de-la-llave.html

Dentro del programa de Vinculación de la Unidad Académica Multidisciplinaria de Ciencias, Educación y Humanidades (UAMCEH), el pasado jueves 12 del presente, en el auditorio “Eduardo Garza Rivas”, en punto de las 15:30 horas y ante la presencia de nuestro  director, el Mtro. Obidio Sánchez López y un nutrido grupo de educandos, la Guía Montessori, Carolina de la Llave impartió interesante charla sobre el método Montessori y su impacto en la educación de la niñez.

Luego de escuchar las palabras de bienvenida expresadas por el Director de UAMCEH, la experimentada educadora, compartió sus experiencias iniciales como trabajadora docente en el nivel de primaria y los motivos que la llevaron a conocer una forma de trabajo educativo alternativo que no tan solo la obligó a cambiar de rumbo laboral, sino a identificarse con la precursora de éste sistema de enseñanza al punto de permitirle superarse como ser humano, hasta llegarse a sentir plenamente realizada y reconciliada con la vida.

“He venido hoy, pensando ¿Qué hacer para que ustedes puedan, realmente, cambiar al mundo? Empecemos: lo que más me impactó cuando yo fui al salón de clases, al primer ambiente preparado de Montessori, fue el ver a los niños trabajando  como si estuvieran en una fiesta. Uno estaba lavando la ropita, otro estaba trazando letras, otros más haciendo otra cosa. Organizados solitos. Haciendo diferente trabajo y la guía ahí, casi sin hacerse notar.

 Y esto me gustó y quise quedarme. Hablé con la Directora, quien me dijo que para entrar a trabajar como docente, debía someterme a un proceso de selección de las guías o educadoras del sistema Montessori, con la finalidad de  pasar por un filtro muy fuerte, aplicado por la Asociación Internacional Montessori.

Dentro de este acto purificador se incluyen la posición corporal, tu cabello. Te vigilan todo porque tú vas a ser el ejemplo de tus alumnos. Dentro de este método de enseñanza, el niño no se mueve a  través de lo que tú le hables. El niño se mueve a través de tu ejemplo”.

Comentó también que al ir conociendo más de María Montessori y sus planteamientos, se convenció de poder superar sus penas de origen familiar y transformarse en una persona útil para los demás. Esto fue un cambio personal, causado por una muerta: María Montessori, a quien conoció a través de sus obras.

 Aseguró además que ella le enseñó lo que es el amor, el amor por la vida, por la naturaleza,  por los niños y por mi niña interior. Porque la mujer que es ahora, es porque María Montessori, se atravesó en su camino. Una mujer muerta que nunca murió. Hoy vive porque el mundo está lleno de sus colegios y porque las Guías Montessori, somos como sus hijas espirituales.

Mencionó también haber consultado, en su época formativa, los 2 únicos traducidos del italiano al español: “La Mente Absorbente” y “El Niño, El Secreto de la Infancia”; un tercero, fue “Educación y Paz”, traducido años después.

“Educación y Paz”, fue escrito en el contexto de las dos guerras mundiales, por eso, su planteamiento original identifica dos tipos de seres humanos: los que construyen y los que destruyen y los únicos beneficiarios económicos de la guerra fueron los empresarios que invirtieron en la fabricación  de armamentos. En tanto no tengamos una buena educación, vamos a seguir usando armas, aseguraba la maestra Montessori; por este motivo, Mussolini envío al exilio a esta gran pensadora italiana.

“María Montessori, afirmó Carolina de la Llave,  amaba el amor la vida, la paz y en el libro sostenía: “Si se creara tanta educación como se crean armas, la vida sería pura paz”.

¿Cómo abordar al niño dentro del método? Se preguntó la singular expositora De la Llave y respondió, atendiendo a tres áreas: La parte física o biológica. La parte psicológica y la parte social.

La parte física o biológica, interroga ¿cómo podemos saber si un niño está biológicamente sano? Observando e investigando lo que come. Cuidando lo que come. Y, desarrollando los hábitos de higiene, sueño, ejercicio. Si un niño no tiene nada de esto, lo más probable es que enferme.

La parte psicológica, se encarga del cuidado lo que vemos, escuchamos y leemos. Fuera telenovelas, Si a la música clásica, por ejemplo.

Un ambiente social sano, atiende las relacionándonos con personas de hábitos saludables y con gustos culturales que contribuyan al crecimiento personal y moral. Cuidando y vigilando quiénes son los amigos de mis hijos: ¿Quiénes son sus padres? ¿Qué valores tienen? Entre otros aspectos

Luego entonces, sostuvo Carolina de la Llave, si estas áreas están bien, se puede decir que el niño está equilibrado. Hay otra parte que se llama espíritu y que parece que actualmente ya nadie le hace caso. El espíritu sustenta la creencia en un poder superior, en un Dios. Nos lleva a reconocerlo y a ver su mano creativa en la naturaleza.

 

Finalmente, condensó su exposición en la siguiente pregunta: ¿Cuáles son los principios que sostienen a un buen Guía Montessori? Primero, la preparación de la Guía Montessori, porque de nada me sirve tener un gran salón, lleno de materiales si mi conducta y lenguaje es vulgar al momento de relacionarme con los niños. María Montessori decía al respecto: “El educador, primero se educa a sí mismo”. Si no se educa, no puede educar a nadie. Lo  segundo que nos enseñan como Guías Montessori es a observar al niño, en forma tridimensional, en los términos biológico, psicológico y social, antes comentados.

Joomla BJ Metis template by ByJoomla.com